Hoy quería compartir con vosotros una historia.
Hace más de diez años terminé de escribir «Escarcha de Agosto». Me faltaban las últimas escenas cuando me quedé embarazada. Estaba muy feliz, pero quería terminar mi novela y pensé que ya tendría tiempo para disfrutar de mi nueva situación más adelante. Terminé la novela y al día siguiente perdí a mi bebé. La vida me enseñó entonces que las cosas hay que aprovecharlas en el momento porque, si lo dejas para mejor ocasión, es posible que nunca llegues a hacerlo 🥺.
Un año después ya tenía en mis brazos al pequeño brocolisaurio y la novela dormía en un cajón.
Durante estos diez años la he enviado a un montón de editoriales pero no ha habido suerte.
El confinamiento,y @carinagalliano,me han recordado una parte importante de lo que soy: escritora. Los que me seguís, sabéis que llevo mucho tiempo luchando por mi proyecto y mis cuentos. He hecho de todo por llevar a Stanley a los coles y que los niños le conocieran. Pero creo este virus le tendrá un tiempo parado y yo no me quiero parar.
He decidido subir mi novela a Amazon y en estos días compartiré con vosotros mis novedades y os pediré ayuda para darla a conocer.
Es algo distinto al Brocolisaurio pero es lo que realmente soy.