Empieza el otoño y estamos de vuelta. Llevaba mucho tiempo sin pasarme por el blog, pero eso no significa que estuviera parada, más bien todo lo contrario. Brocoliti no ha parado en este último año y han sido muchas las puertas a las que he llamado para darles a conocer mi proyecto. De momento no parece que haya suerte, pero no me rindo, seguro que, tarde o temprano, alguna se abrirá.

Espero volver a retomar las historias, que tengo muchas por subir aún, y las recetas (aunque ya sabéis que soy una cocinera pésima). Por el momento os doy la bienvenida al otoño y os deseo un fantástico día.