CUENTACUENTOS CON LA IPHA

Qué bien lo pasé el pasado 23 de Noviembre con los niños de la IPHA ( Institución protectora de huérfanos del Colegio de Abogados de Madrid).

Si ya los niños fueron un amor, lo de sus abuelos no tiene nombre. Fue una gozada poder contar también con ellos para mi representación y me dieron un juego extraordinario. Leímos el cuento e hicimos un taller de escritura en el que los niños sacaron toda su imaginación y me dejaron con la boca abierta. Mostraron tanto talento y escribieron historias tan increíbles, que me costó elegir a un ganador para el concurso que les había propuesto. Al final tuve que recurrir a una mano inocente para que tomase la difícil elección por mi.

 

Aquí os dejo en enlace a la noticia que publicaron desde su web y en el que podéis encontrar, no solo alguna foto más del momento, sino los trabajos de todos los niños.

http://web.icam.es/actualidad/noticia/6440/La_IPHA_celebra_el_D%C3%ADa_del_Buen_Comer_reuniendo_a_abuelos_y_ni%C3%B1os_en_la_Biblioteca_del_ICAM

Mil gracias María por tu cercanía, cariño, ayuda y el enorme trabajo que haces para estos niños tan maravillosos. Os tengo guardados en mi corazón 🙂

 

 

 

 

!Happy Halloween!

Gracias Julius Bienert

La historia de Stanley y sus amigos ha contado con un narrador de excepción gracias a Julius Bienert. El pequeño Elio se lo debía estar pasando en grande por las caritas que ponía y las sonrisas de ambos. Seguro que Julius también haría reír a carcajadas a los niños de los colegios donde leo el cuento.

Muchas gracias Alex por haber compartido conmigo este momento tan entrañable.

Empieza el otoño.

 

Empieza el otoño y estamos de vuelta. Llevaba mucho tiempo sin pasarme por el blog, pero eso no significa que estuviera parada, más bien todo lo contrario. Brocoliti no ha parado en este último año y han sido muchas las puertas a las que he llamado para darles a conocer mi proyecto. De momento no parece que haya suerte, pero no me rindo, seguro que, tarde o temprano, alguna se abrirá.

Espero volver a retomar las historias, que tengo muchas por subir aún, y las recetas (aunque ya sabéis que soy una cocinera pésima). Por el momento os doy la bienvenida al otoño y os deseo un fantástico día.

EL Conde Brócola

Era la noche de Halloween y el Conde Brócola había organizado una cena muy especial en su castillo.

Muchos eran sus invitados y muchos los mordiscos que pensaba dar.

– Ja,ja,ja,ja – reía malvado al imaginar la sorpresa en la cara de sus comensales.
– La Bruja Boniata acaba de llegar – le informó uno de sus murciélagos sirvientes.

Brócola fue volando hasta el vestíbulo del castillo. La Bruja Boniata,ya algo mayor,estaba sentada en un sillón esperando inocente la llegada de su anfitrión.

Brócola revoloteó en silencio hasta su espalda y estaba a punto de morderla cuando la bruja Boniata se volvió y le metió la nariz en el ojo.

– ¡Perdón! – dijo avergonzada.

Brócola se llevó la mano al ojo y se trastabilló ligeramente hacia atrás con tan mala suerte que al querer enderezarse se pisó la capa y cayó de bruces al suelo partiéndose uno de sus dientes.

– ¡Mi diente! – lo recogió con tristeza del suelo.

– No te preocupes – intentó animarle Boniata -,he traído sopa para cenar.

Brócola la miró resignado,se habían terminado los mordiscos para él.